Skip to content

Cómo inculcar en tus hijos el respeto por la naturaleza

noviembre 18, 2020

Si tienes hijos y son traviesos, entonces, en algún momento de sus cortas vidas habrá, por ejemplo, arrancado las flores u hojas de una planta o lastimar a algún pequeño animal al momento de cargarlo inapropiadamente. Si esto realmente pasó o tus hijos tienden a hacerlo, entonces debes comprender que ellos necesitan ser conscientes con el cuidado de la naturaleza.

Veamos en el presente artículo, cómo es que los niños deben actuar en cuanto a cuidado de la naturaleza y qué hacer si ellos atentan contra el bienestar y la salud de otros seres como animales y plantas, y no tratan de cambiar ello. En ese sentido, daremos algunos tips que respondan a “cómo conseguir que mi hijo me haga caso”. Presta mucha atención porque el tema de los cuidados con el medio ambiente es importante en estos días.

Si deseas tener hijos ejemplares que respeten a todos los seres que habitan en este planeta y contribuyan con el cuidado del medio ambiente, ya sea a través de pequeños actos como regar plantas o cuidar de las mascotas, lograrás que, a la larga, ellos lleguen a ser participantes activos en campañas de concientización que fomenten, por ejemplo, la reforestación, la correcta clasificación de la basura o la limpieza de ríos y lagunas.

¿Cómo conseguir que mi hijo me haga caso respecto a esto?

Si ya tu hijo mostró un comportamiento reacio o rebelde en cuanto a no lastimar a plantas y animales, entonces debes actuar con prontitud porque él o ella podrían convertirse en una amenaza para la naturaleza, sin importar la edad que tenga. Veamos a continuación en qué situaciones debes alarmarte y hacer algo al respecto:

  • Tu hijo o hija lastima a animales indefensos, así como insectos, anfibios o roedores.
  • Tu hijo o hija arranca las hojas, talluelos y flores de las plantas.
  • Tu hijo o hija bota basura en cualquier lugar, escupe en la calle o quema cosas.
  • Tu hijo o hija destroza el hábitat de algunos animales.
  • Tu hijo o hija usa indiscriminadamente aparatos que dañan la capa de ozono.

En cualquiera de estos casos, es necesario intervenir con urgencia, ya que ellos deben entender que lo que están haciendo es algo dañino para todos en general, incluyendo ellos. Deben saber que los otros seres tienen derechos y necesitan vivir tranquilos y protegidos, así como no se debe contaminar el aire, el agua ni el suelo.